No seas tan inocente: Riesgos de invertir sin conocimientos

Todos sabemos que el principal riesgo de una inversión en general es la pérdida de capital, por ese motivo es necesario saber cuáles factores podrían influir en esto y así evitarlo. Al momento de realizar operaciones con acciones financieras no hay exclusión a este riesgo tan importante, pero hay otros que también debemos tomar en cuenta si no queremos terminar en bancarrota o con una deuda excesiva que nos pueda acarrear dificultades económicas inesperadas.

Es vital entender los riesgos a los que nos exponemos al momento de invertir en una acción, porque de esta formar podemos acortar factores que influyen en esto y así obtener más beneficios de la inversión. Cabe destacar que hay algunos riesgos que no podemos predecir del todo, tales como los hackeos o ataques informáticos, pero estos suceden pocas veces y son muy aislados, a diferencia de aquellas desventajas específicas que ocurren financieramente y que si podemos predecir.

Evitando riesgos sistemáticos

Cuando mencionamos riesgos sistemáticos, nos referimos a aquellos que se producen en el mercado, tales como la influencia de factores que afectan la demanda y oferta de un activo, la volatilidad de datos económicos, etc. Estos riesgos son evitables en su mayoría, pero para esto debemos tomar en cuenta algunos consejos que nos pueden ayudar a largo plazo en estos casos específicos.

Para comenzar, no deberíamos invertir o depositar todo nuestra capital en el mismo sitio (entiéndase empresa, sector, país, etc.), puede que resulte difícil si estamos comenzando en esto, sobre todo si nuestra cartera es reducida, pero para eso podemos ayudarnos con los fondos de inversión, las cuales se encargarán de que nuestro dinero no se exponga en exceso y se mantenga más bien resguardado. Además, gracias a este aspecto, no necesitaremos gastar demasiado para mantenernos activos en el mercado y a la vez asegurar nuestra cartera.

Cuidado con la evolución de precios

En este mercado hay que entender que cada sesión bursátil variará en sus cotizaciones, esto produce que se reduzcan la ventas de acciones por un tiempo prolongado hasta que se logre un objetivo de rentabilidad previsto con anticipación, o de lo contrario, recuperar parte de lo que se invirtió inicialmente antes de las variaciones, y este proceso evolutivo es un alto riesgo para cualquier inversionista.

Por ese motivo, es importante plantearnos si realizaremos una inversión a mediano-largo plazo, dado que esto ofrece más beneficios que aquellas inversiones de corto plazo. Aun así, si observamos que esta evolución de precios en la acción es algo constante, debemos entonces analizar bien si deberíamos invertir en ella, dado que realizar la operación con tantas volatilidades bursátiles puede acarrearnos desventajas financieras, a diferencia de realizar una transacción bien calculada y estudiada.

La pérdida y ganancia de dinero

Al invertir en una acción, prácticamente le estamos entregando parte de nuestro capital a una empresa, a cambio de un bien que esperamos nos traiga un beneficio a corto, mediano o largo plazo y así nos genere ganancias. Lo cierto es que eso es algo previsto rápidamente, pero no siempre es lo acertado. Para lograr este cometido debemos tomarnos el tiempo necesario para decidir con cuidado cuál será la acción que escojamos para realizar la inversión.

Por eso también debemos mentalizarnos que hay inversiones hechas para que tengamos ganancias y que otras no, es decir, debemos asumir el riesgo de perder dinero, por eso es tan importante al momento de invertir, sobre todo en una acción, que asumamos de una vez cuánto dinero somos capaces de arriesgar.

Principales riesgos al invertir en acciones

Principales riesgos al invertir en acciones

Luego de analizar los principales peligros al momento de realizar transacciones con acciones del mercado bursátil, dejamos aquí otros riesgos igual de importantes a asumir al momento de invertir:

  • Es muy factible que los competidores de la compañía en la que invertimos de la acción sean mejores y más capacitados para realizar ciertas operaciones.
  • Muchas veces las personas que dirigen las compañías que ofrecen sus acciones son deshonestas.
  • Algunos inversionistas a los que decides ofrecerles tus acciones, pueden considerar que son muy costosas, a pesar de que inicialmente tú ya las habías adquirido y quizás a precios más elevados.
  • Los corredores de bolsas que suelen vender las acciones de la empresa pueden manipular los precios para que estos no reflejen el verdadero valor de esta. ¿Quieres aprender a invertir en bolsa?
  • Comprar y vender acciones acarrea gastos que muchas veces dependen también de la entidad financiera que monitoree nuestras operaciones.
  • Siempre debemos estar pendiente de las comisiones a pagar, pues estas son esenciales para cuidar nuestras inversiones, y eso conlleva a tener otro gasto.

En conclusión, siempre es un riesgo invertir en general, y más si se trata de acciones, pero comprendiendo bien cada uno de estos peligros podemos analizar mejor nuestra estrategia al momento de realizar estas transacciones y así evitar pérdidas económicas muy elevadas para nuestro bolsillo.

1
Por qué invertir en Tesla Motors no es una locura Invertir en acciones, un riesgo que atrae ganancias

1 comentario

Clara Ortega

Gracias por el artículo, está bien interesante, les voy a seguir de cerca para estar informada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *